NOTICIAS DESTACADAS:

............................................

............................................

FERIA DEL LIBRO:

2, 3 y 4 de octubre

............................................

BUSCANOS EN FACEBOOK "IES PABLO GARGALLO. Página Oficial"

Dos alumnos de 2º Bachillerato GANAN el XIV Nacional Jóvenes Emprendedores. Otro proyecto del Centro también llegó a la Final.
......................

martes, 16 de noviembre de 2010

Literatura Universal del libro al teatro. Fin de Partida

Los alumnos de 2º Bachillerato que cursan Literatura Universal asistieron en el teatro Principal el viernes día 12 en sesión de noche a la representación de la obra de Samuel Beckett Fin de partida,  acompañados por los profesores del Departamento de Lengua y Literatura Castellana José Ignacio de Diego y María José Forcén.
La representación corrió a cargo de la Compañía madrileña “Teatro de La Abadía”, un proyecto de José Luis Gómez.
 José Luis Gómez, aparte de director, es uno de los actores de teatro más  prestigiosos de nuestro país y ha trabajado también en cine a los órdenes de Pilar Miró, Carlos Saura o Pedro Almodóvar, entre otros.
Fin de Partida (1957) se encuadra en el Teatro del absurdo, movimiento que se desarrolla tras la posguerra de la II Guerra mundial e indaga  sobre los límites de la condición humana. Si en Esperando a Godot (1953) los personajes de Beckett aún esperan algo, o quieren creer que esperan algo, en esta obra ya no esperan nada.
“La obra en conjunto deja la impresión de que la existencia es absurda, pero está formada por  pequeñas microescenas internas que  tienen cierto sentido aisladamente” ha apuntado brillantemente comentándola en  clase Sergio Benedico, uno de nuestros alumnos.


Samuel Beckett recibió el premio Nobel de Literatura en 1969. La radicalidad del texto busca, en la desnudez  y sencillez minimalista de la expresión, atrapar desde su interior la conciencia de la inhumanidad que muchos creadores sintieron ineludiblemente durante la  época de la Guerra Fría, tras  el fracaso de la experiencia humana  demostrado por la existencia de los campos de concentración y la explosión de las bombas atómicas.
El director de la función, Kristyan Lupa, uno de los más importantes del panorama europeo, presentó una propuesta hipnótica en una escenografía postapocalíptica marcada por un tiempo lento del  que escapaba a ráfagas el humor frío del sinsentido.
No sabemos si nos lo pasamos exactamente bien, pero a buen seguro es una función que no se olvida así como así. Y, si antes el grupo había quedado para cenar tan elegante como se ve en la foto, después prosiguieron alegremente la velada.